La necesaria respuesta de afecto y apoyo

La necesaria respuesta de afecto y apoyo

Cada situación humana que abre un interrogante existencial necesita, para poder ser resuelta y disuelta, de dos tipos de respuesta. Una ha de darse en el plano emocional. Esta respuesta puede tomar la forma de una escucha afectuosa o de alguna forma de aceptación sin condiciones. La otra respuesta pide entrar en el plano del sentido (racional-emotivo) aportando apoyo, soporte y guía.

Esto también se podría expresar diciendo que en una situación complicada, un ser humano necesita recibir dos respuestas, la de amor incondicional de la madre y el apoyo-guía del padre. Cuando los padres no están presentes esas respuestas pueden ser dadas por terceros que tengan capacidad de hacerlo y si uno es adulto y está sólo puede darse dichas respuestas a sí mismo, activando sus propios madre  y padre ´interiores´.

También es importante el orden en el que se dan estas respuestas, siendo natural y efectivo el de dar primero la respuesta emocional y después la racional: ´Primero acude la madre y luego el padre´.

Aunque, en realidad, suele ocurrir lo contrario, primero tendemos a ser racionales con respuestas del tipo: ´Eso te pasa por…´, ´Lo que deberías hacer es…´,  Sería mejor que…´

Lo que pasa es que esto produce una frustración emocional en el otro que hace impracticable cualquier intento de respuesta emocional…

Es interesante constatar como cuando se han dado estas dos tipos de respuesta en el orden correcto, se produce un cambio en la situación de partida y se da paso a una nueva perspectiva o situación. Si lo requiere se puede volver a repetir el proceso de las dos respuesta, lo que daría lugar a su vez a una tercera situación…Hasta que ya no se requiera respuesta alguna.

A esta cadena de situaciones y respuestas la podríamos denominar ´respuesta en fractal´, por su parecido a algunas estructuras fractales que podemos observar en la naturaleza…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *